HOMEOPATÍA

La homeopatía nos permite ir más allá de los propios síntomas físicos, entendiendo los estados emocionales, mentales y de ánimo, así como las motivaciones subconscientes o inconscientes que causan dichas dolencias físicas, y por tanto aportando una evolución consciente y profunda a la sanación.

La homeopatía ha evolucionado de distintas formas, agrupándose en 3 corrientes de pensamiento y práctica:
Unicistas: que consideran que la prescripción de la homeopatía debe ser un remedio único.
Pluralistas: prescriben varios remedios que cubran todas las dolencias, tipología y características generales del paciente.
Complejistas: que utilizan fórmulas con numerosos remedios que cubren las afecciones que se presentan.

Tiene la ventaja de ser sustancias naturales y el de ser aptas para todo tipo de paciente.