MESOTERAPIA

El término Mesoterapia se refiere a la aplicación de sustancias en el tejido mesodérmico, es decir directamente en la piel. La Mesoterapia es una forma práctica y directa de colocar sustancias activas directamente en el lugar donde son necesarias.

Fue inventada en 1952 por el médico francés Michel Pistor y como dijimos consiste en tratar las zonas afectadas con micro inyecciones de medicamentos convencionales, biológicos, homeopáticos, etc. Se utiliza fundamentalmente para el tratamiento del dolor agudo y crónico y también en medicina deportiva para calmar el dolor producido por las lesiones.
Un campo de aplicación cada vez más extendido es en Medicina Estética como tratamiento para reducir la celulitis, adiposidades localizadas y en Mesolifting para borrar arrugas faciales y revitalizar la piel. También es utilizada para tratar otras afecciones como cicatrices, acné, psoriasis, vitíligo, pecas, flacidez, estrías, pérdida de cabello, enfermedades del sistema vascular periférico y ulceras varicosas o diabéticas. En el Mesolifting, se aplica mediante esta técnica en distintas sesiones Plasma Rico en Plaquetas, medicamentos con propiedades hidratantes, tensoras, recuperadoras del trofismo y en los últimos tiempos, de sustancias con acción similar a las de la toxina botulínica lográndose resultados sorprendentes en muy poco tiempo. La aplicación se hace en forma manual o mediante el uso de pistolas microinyectoras que introducen directamente en la piel las sustancias necesarias en volumen y profundidad regulada, minimizándose de esta manera las molestias.

Los procedimientos faciales de mesoterapia se aplican con una frecuencia semanal al inicio y posteriormente, una vez al mes. A veces, en sólo 3 sesiones se obtiene el resultado deseado. La cantidad de inyecciones que se aplican depende de la extensión de la zona a tratar. Hay que tener en cuenta que el procedimiento produce una serie de pápulas en la cara, similares a múltiples picaduras de mosquito, que persisten algunas horas luego de realizada la aplicación. No se trata de una terapia nueva sino de una nueva vía para administrar medicamentos y sustancias activas, que actúan directamente en el lugar aplicado sin ingresar a la circulación y por lo tanto sin producir efectos sistémicos.

Dicho esto, la técnica denominada y conocida como Mesoterapia es una aportación más al arsenal terapéutico de la medicina tradicional en las muy diversas especialidades en las que se puede y/o debe desarrollar, desde la dermatología hasta la patología del dolor agudo o crónico, la medicina deportiva o la estética…etc. Un paso adelante para mejorar nuestros resultados clínicos y, en definitiva, la calidad de vida de nuestros pacientes.